21.4.15

Reseña: Renovatio, Javier del Ponte


Título: Renovatio.
Autor: Javier del Ponte
Páginas: 206.
Precio: 
Edición: Rústica con solapas. 
Editorial: Tinta libre
Realizando exitosamente su tercer año de carrera universitaria, Tiziano está completamente seducido por su utópica idea de perfección: ser igual a su padre...pero ¿a  qué costo? Atormentado por los fantasmas del pasado, perseguido por sus errores, Tiziano se sumerge en una pesadilla en carne propia cuando poco a poco se vida empieza a derrumbarse, perdiendo lo que más quiere y cada vez alejándose más al hombre que deseaba ser. Tiziano se jugará su destino recorriendo los límites del abismo. 

Mi opinión. 


 Renovatio nos pone en la piel de Tiziano, un estudiante universitario de psicología que se empuja a sí mismo a ser perfecto. A través de las páginas se nos lleva a las partes más oscuras de su mente y conocemos sus problemas y aturdimientos. Pero... ¿Por qué Tiziano es así? ¿Qué lo lleva a no permitirse equivocarse? 
Mediante sesiones de terapia, flashbacks y memorias, podemos ir descubriendo, poco a poco, cuáles son los demonios que atormentan a Tiziano y las razones de su comportamiento. 
Lo bueno que le vi a esto, y tengo que decir que me fascinó, es lo gradual que fue el autor al momento de soltar la personalidad de los personajes, sus recuerdos, sus acciones. Si bien descubrimos cosas muy chocantes y abrumadoras, todo es en un proceso lento, ligero y fácil de sobrellevar. De esta manera, también notamos un poco la psicología que hace en nosotros este proceso. Fue increíble  y una de las cosas que más me gustó del libro.

Ha tomado la llave, el control sobre mi discurso. Son la una de la mañana y ya soy un espectador dentro de mi. 
Otra ventaja de esa forma de narración tan gradual, es que a pesar de la complejidad de la novela y de sus bases en el psicoanálisis, es muy fácil e incluso divertido los toques a estos temas. A cierto punto me parecía una historia dentro de la otra luego de varios flashbacks, cosa muy ingeniosa, ya que el autor no desatiende ninguna de las dos y todo está muy bien compuesto. 
También hay algunas cosas poco explícitas, que son como un guiño al lector y también me vuelve a resultar muy ingenioso. A pesar de que de entrada no parece una historia que pueda tener muchas vueltas, creo que Javier supo encontrar los puntos más firmes en la trama y darle giros inesperados hasta el último momento. 

Hay que aprovechar el tiempo al máximo, sino, es tiempo perdido
Este juego de interacción está hasta el final y me parece que fue una de las cosas que más me gustó, además de esos giros de trama tan sorprendentes, como uno muy...relajante que se da al final, y luego de tanta frustración, parece ser un baño de tranquilidad...
De esta manera, el autor maneja nuestras emociones y las lleva a donde quiere: los extremos. Me vi a mi misma cuestionándome muchas cosas a través de lo que dice a ciencia cierta (todas las teorías sobre la mente de cada persona) y me pareció, no solo brillante, sino que incluso, una ayuda a mí misma. Si bien el libro lo leí hace unos meses, aún me encuentro beneficiada por este libro que contiene una historia contenedora para cada uno, pero con una trama que seguir, cosa que lo hace entretenido. 
La perfección es una idea, un ideal.
Para cerrar, si bien creo que se podrían haber desarrollado más cosas, me gustó muchísimo esta nueva forma de narración, ya que la calidad de esta es estupenda y a su vez original. Jamás había leído algo parecido y además de parecerme maravilloso, me ayudó a entender, o al menos, a intentar entender cosas que me creía incapaz. Tiziano y Dana, quien lo ayuda en este tramo de su vida tan abrumador, no conforman un libro de auto ayuda, pero sí un libro del que, si se rebusca un poco, todos podemos sacar algo. 
Una lectura que no es para cualquiera, pero completamente satisfactoria. Dentro de su complejidad, esconde mucho entretenimiento y una trama más que atrapante dentro de la cabeza de un personaje principal algo irritante al principio, pero sin duda, que da un giro a su vida. 

Sobre el autor
Javier Ezequiel del Ponte nació el 18 de marzo de 1989 en la ciudad de Rosario, donde también realizaría sus estudios tanto secundarios como universitarios. Actualmente es estudiante avanzado de Psicología en la Universidad Nacional de Rosario y se ha desempañado como ayudante de cátedra de varias materias durante estos años. La escritura no es su unica pasion, es amante de la lectura y el psicoanálisis se encuentra entre sus predilecciones, tambien desea ejercer la docencia.

4 comentarios :

  1. Se ve más que interesante, y el hecho de que además esté escrito por un autor argentino me llama la atención. Creo que me gustaría leerlo.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Lo leí este mes, la verdad es que tenía ganas de leerlo hace ya mucho tiempo y no decepciono para nada. Me gusto muchísimo este libro. Saludos...

    ResponderEliminar
  3. Una reseña que se ha hecho esperar por causas de fuerza mayor pero que, como todo dulce postre, llega al final. Un verdadero regalo de Romii . Detalla con una escritura poética cada uno de los puntos que le parecieron pertinentes y, como un verdadero sujeto en el acto de leer, marcó su implicación singular en ese mismo acto. ¡¡Gracias Romi!!

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante, ni bien pueda veo donde lo puedo conseguir. Linda reseña ^^

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por leer la entrada! Te agradecería mucho un comentario, ya que me incentiva muchísimo a seguir con el blog y me encanta leer sus opiniones y sugerencias. Lo único que pido es respeto y no spam :)